Recetas: Hoy, boquerones en vinagre

Recetas: Hoy, boquerones en vinagre

Otra receta para nuestro blog, para que podáis disfrutar de la gastronomía típica de esta zona de España sin problemas desde vuestro propio hogar, y si se os apetece en un futuro, venir a probarla y visitar nuestro castillo.

Los boquerones en vinagre no podemos decir que sean solamente cordobeses, porque se dan en muchas zonas más, pero también es un plato cordobés y por ello merecen estar aquí nombrados.

Para conseguir unos buenos boquerones en vinagre lo primero es conseguir unos buenos boquerones, para eso lo mejor es ir a primerísima hora, si se puede, a un mercado o lonja tradicional, porque es donde podremos conseguir el pescado más fresco.

El pescado debe estar entero y tener los ojos brillantes, si presenta golpes o los ojos vidriosos descartarlo.

Es recomendable al llegar a casa meterlo sin manipular en una bolsa hermética, con la menor cantidad de aire posible, y congelar durante 24 horas para así evitar infecciones por anisakis.

Luego descongelamos. Si tenemos tiempo, dejamos que se descongele dentro del mismo frigorífico, así afectara lo menos posible a los pescados, pero en caso de no tener tiempo, se puede hacer al aire.

Una vez descongelado procederemos a limpiar el pescado, sin necesidad de cuchillos, sólo con los dedos, el vientre se abre con facilidad y sólo hay que separar la espina central de los lomos, arrancando la espina y la cabeza hasta la cola. Quitaríamos escamas si encontrásemos alguna, aunque en este pescado es muy raro. En este paso también quitaríamos las tripas.

Una vez limpios los lomos de espinas y tripas, los colocamos en una fuente bien ordenados hacia arriba. Pondremos agua fría en la fuente y los meteremos en el frigorífico de una a dos horas para que desangren y queden bien blancos.

Una vez limpios, sacarlos del agua y ponerlos de nuevo ordenados en otra fuente, donde vamos a ponerlo con el vinagre hasta cubrirlos. Mejor un buen vinagre de vino blanco, para no afectar al color del boquerón. Se introduce de nuevo en el frigorífico.

El tiempo que necesitarán estar los boquerones en el vinagre dependerá del tamaño del boquerón, cuanto más grande más tiempo y del gusto de la persona. Un boquerón pequeño tendrá bastante con una hora, mientras que uno grande necesitará dos. Si gusta más encurtido sólo hay que dejarlo más tiempo, pero a partir de un día el boquerón se deshará.

Se podrán comer así mismo, fríos en vinagre, o bien se pueden arreglar, poniendo los que vayamos a consumir en un plato, con ajo picado fresco, perejil y un buen aceite de oliva, y dejarlo unos minutos para que se mezclen los sabores. ¡Delicioso!.

Esperamos que os animéis a probarlo, sobre todo si decidís venir al castillo a visitarnos, tendréis muchas oportunidades de probarlo.

No Comments

Comments are closed.